Visita nuestra web

Hoy estamos de cumple

Hoy no es mi cumpleaños, pero como si lo fuera, porque yo también estaba allí aquel día.
Hace siete años, tirada en una cama de hospital con todo tipo de cables, oxitocinas y epidurales varias, pero mas feliz que una lombriz porque estaba a punto de vivir el momento mas emocionante de mi vida. El nacimiento de mi primera hija, mi princesa.
Después he tenido otra niña y su nacimiento fue igual de bonito y emocionante, pero las primeras veces tienen su encanto.
Recuerdo como si fuera hoy, las horas interminables de la dilatación, lo que me decian las enfermeras, la posición de mi cama, todo, se me ha quedado grabado como a fuego. Todo en la vida te va marcando y te va dejando su huella, pero sin duda la maternidad establece un antes y un después, imborrable y que dura para siempre, mientras vivas, siempre seras madre.
Pero lo mejor fue aquel cuerpecito pequeñito, sonrosado, aquellos ojos enormes (que aun tiene) que no le cabían en la cara, su olor y como me escuchaba.
Días después cuando volviamos en coche a casa, dolorida a cada bache, pero mas ancha que pancha por llevar a mi niña conmigo, hasta la luz del sol me parecía diferente. Supongo que porque llevaba unos cuantos dias sin salir a la calle, pero la recuerdo distinta, como que mi vida ya no volvería a ser la misma.
En los días venideros viví una de las mejores etapas de mi vida, su lactancia. A las dos nos costó empezar, pero luego fuimos capaces de mantenerla durante bastante tiempo y las sensaciones vividas son indescriptibles. Reservadas unicamente para las que como yo las han disfrutado. Su carita, cómo me miraba, cómo me cogía el dedo...
¡Que recuerdos!
Y mi princesa ya tiene siete años y mucha prisa por hacerse mayor... Y yo, como todas las madres, estaría encantada de que siempre fuera mi bebé, pero también muy orgullosa de verla crecer sana y tan guapa.
Hummm!!! Cuánto te quiero mi niña!

9 comentarios:

María Rosa dijo...

Felicidades a las dos y un abrazo muy fuerte.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho este artículo: has descrito muy bien el cúmulo de sensaciones que las madres experimentamos ese día.
Un tirón de orejas para tu princesa !!

Loag dijo...

Muchísimas felicidades y cuando le pongas su cuerda cuelgale un besazo de mi parte.

Mar dijo...

Le daré un par de ellos bien grandes. Pero Loly, es una "cuelga".

Asun dijo...

Dale otro más desde Cartagena!!

Nivaira dijo...

Muchas felicidades a las dos !!!

Loly dijo...

FELICIDADES a las 2 con letras Grandess¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Muchas felicidades a las dos, que bonita descripción de los acontecimientos, me he visto reflejada y me he emocionado mucho.
Que ciero es, te cambia hasta la forma de ver las cosas y a veces me cuesta acordarme de como era mi vida antes de tener a Marcos, es lo mejor que me ha pasado. Me ha puesto muy sentimental tu artículo.

Mar dijo...

Gracias a todas por las felicitaciones. Un beso.