Visita nuestra web

En un día de otoño...

... y estoy como niña con zapatos nuevos.
A mi el otoño no me gusta mucho, más bien nada, sobre todo cuando no para de llover. Pero en estos dias, estoy feliz cual lombriz, por la de comentarios, todos buenos, que estoy recibiendo en mi recien estrenado blog y por algun mensajito que me ha llegado al buzón y que me ha hecho mucha ilusión.

Pero tambien estoy que reviento porque he de reconocer que la vida de "regalaora navideña" es "mu" dura.
Ya hace algun tiempo que estoy preparando regalitos y cositas para la familia y amigas de cara a las Navidades, pero esto de no poderlo enseñar ni comentar, lo estoy llevando de mal...

En fin, poco a poco.

2 comentarios:

Asun dijo...

Lo peor es que te pasas dos meses que te bulle el cerebro con todas las ideas, y claro, la neurona se resiente, no? yo al final como siempre, desisto!!!

Anónimo dijo...

Pues entonces debes de andar como yo, haciendo detalles navideños a todo tren. Este año espero que no me coja el toro y tenerlos todos terminados con tiempo.
De muchas cosas no puedo poner fotos en el blog por si me las descubren, pero en cuanto las mande pondré todo lo que he hecho.